Seleccionar página

Tecnología y Formación, claves para tener éxito en el sector inmobiliario

Últimamente me he encontrado con varios profesionales del sector inmobiliario que comparten el miedo a quedarse obsoletos. A mi modo de ver es un miedo natural y lógico, que seguramente solamente nazca en las personas con capacidad de tener una visión a medio y largo plazo. Porque la tecnología aunque lenta, está llegando de manera imparable también a nuestro sector.

Echando la vista atrás, a principios de este siglo, que una agencia inmobiliaria tuviera una página web, era algo muy poco habitual, el empresario o agente no entendía el porqué de la importancia de ser visible en algo tan nuevo como era “internet”.

Pocos años después, no había ninguna duda, que el primer paso en el momento de aperturar una nueva agencia inmobiliaria, era crear una página web, donde publicitar las propiedades de su portfolio. 

Con el paso de los años, estas páginas se han convertido en una tarjeta de presentación de la empresa inmobiliaria. El diseño, las fotografías, los videos, los testimonios de los clientes, un cuidadoso texto que describe las principales características de la vivienda y otros tantos detalles que tratan de atraer el interés del comprador.

¿Sabías que el 75% de los compradores que realizan búsquedas en internet sobre propiedades inmobiliarias, utilizan su teléfono móvil? 

Por lo tanto ahora no es solo que tengas que tener una página web, sino que además tienes que tener una página web adaptable a dispositivos móviles. Y te diré más, una página web no es suficiente, si el 75% de los compradores realizan la búsqueda de su futuro hogar en su teléfono móvil, ¿no crees que también es imprescindible tener una app? Eso es, una aplicación donde el comprador, pueda ver de manera clara, transparente y simple las viviendas ofertadas en el mercado.

Era finales de 2007 cuando compré mi primer Iphone, un concepto completamente nuevo de teléfono móvil, donde su funcionamiento no se basaba únicamente sin teclas, sino que como dijo Steve Jobs, no es un teléfono que funciona con el tacto, sino con caricias. 

Nadie del sector inmobiliario en España, se podía imaginar que, solo 10 años después, el teléfono móvil, iba a convertirse en una herramienta fundamental e indispensable para desarrollar nuestro trabajo, con aplicaciones que te muestran desde la orientación de una vivienda a la cuota de tu futura hipoteca.

Gracias a esta evolución, ahora el cliente tiene un mayor acceso al mercado inmobiliario de una manera más sencilla y transparente, y esto no ha hecho más que empezar.

El blockchain está llegando y promete revolucionar nuestras vidas de manera sustancial, hará que el tiempo durante el proceso de una compraventa se reduzca, que la información sea de fácil acceso y sobre todo rápida, lo que aumentará la confianza de todas las partes implicadas en el proceso. 

Países como Suecia ya han probado con éxito esta nueva tecnología. Dubai, es un país que quiere encabezar la adaptación del blockchain en su mercado inmobiliario, ofreciendo una mayor transparencia y rapidez en las gestiones a sus inversionistas. 

En España, tenemos empresas que lo están haciendo realmente bien, como por ejemplo uDA, una startup referente en el sector, cuyo fin es claro, ayudar a crear un mercado más transparente basado en el Bigdata inmobiliario.

Y ahora que ya sabes un poco más sobre el presente y el futuro próximo de la tecnología en nuestro sector, porque no puedes cambiar algo a menos que conozcas de su existencia. Hablemos del otro pilar fundamental, la FORMACIÓN, porque ¿de qué sirve tener la última tecnología si no hay una formación? 

Benjamin Franklin dijo: “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”. La formación es básica y fundamental en el camino de profesionalizar el sector inmobiliario. Los agentes inmobiliarios tienen la obligación de tener una formación continuada para ofrecer al cliente un servicio excelente. 

Los conocimientos sobre el mercado inmobiliario y su evolución, son necesarios para asesorar a un cliente comprador o vendedor, tenemos muchos datos e información, que debemos saber analizar e interpretar para ASESORAR de una manera honesta a nuestros clientes. 

El sector inmobiliario vive una época de apogeo  y tenemos que aprovechar este crecimiento para crear un sector profesional y tecnológico. 

No es lo que ignoramos lo que nos impide prosperar, lo que constituye nuestro mayor obstáculo es lo que creemos que sabemos y luego resulta que no es así.