Seleccionar página

Libro: EL MÉTODO LEAN STARTUP -CÓMO CREAR EMPRESAS DE ÉXITO UTILIZANDO LA INNOVACIÓN CONTINUA.

Autor: Eric Ries.

¿Cómo podemos saber rápidamente qué es lo que funciona y descartar lo que no?

El éxito de una startup se puede diseñar siguiendo el proceso correcto y esto significa que se puede aprender y, por lo tanto, se puede enseñar.

Las funciones de administración y marketing de una startup debían considerarse tan importantes como el diseño y el desarrollo de productos y, por lo tanto, merecían una metodología igual de rigurosa para guiarlas.

Los emprendedores están en todas partes. No tienes que trabajar en un garaje para estar en una startup.

Startup: una institución humana diseñada para crear nuevos productos y servicios en unas condiciones de incertidumbre extrema.

El espíritu emprendedor es management. Una startup es una institución, no sólo un producto y, por lo tanto, requiere un nuevo tipo de gestión específicamente orientado a este contexto de incertidumbre extrema.

Aprendizaje validado. Las startups no sólo existen para producir cosas, ganar dinero o atender a los consumidores. Existen para “aprender” cómo crear negocios sostenibles.

Crear – Medir – Aprender

La actividad fundamental de una startup es convertir ideas en productos, medir cómo responden los consumidores y aprender cuándo pivotar o perseverar.

Contabilidad de la innovación. Management emprendedor.

La creación de una startup es un ejercicio de creación de una institución, por lo tanto, requiere management.

El objetivo de una startup es averiguar qué debe producirse, aquello que los consumidores quieren y por lo que pagarán, tan rápidamente como sea posible. En otras palabras, el método Lean Startup es una nueva forma de ver el desarrollo de productos innovadores que enfatiza la rápida iteración y la comprensión de los consumidores, una enorme visión y una gran ambición, todo al mismo tiempo.

Compresión de los consumidores, una enorme visión y una gran ambición, todo al mismo tiempo.

Desarrollo de nuevos productos en la economía moderna requiere que este tipo de fracasos se produzcan de forma rutinaria para conseguir llegar a la grandeza.

El método Lean Startup es un conjunto de prácticas que ayuda a los emprendedores a incrementar las probabilidades de crear una startup con éxito.

A menudo perdemos de vista que una startup no sólo es un producto, un gran salto tecnológico o una idea brillante. Una startup es algo más que la suma de sus partes, es una empresa sumamente humana.

La cantidad de tiempo que una empresa puede mantenerse como líder del mercado para explotar sus primeras innovaciones se está reduciendo y esto crea un imperativo, incluso para las empresas más afianzadas: invertir en innovación.

Debemos saber qué es lo que los consumidores quieren, no lo que ellos dicen que quieren o lo que nosotros creemos que deberían querer.

Tenemos que descubrir si estamos en una senda que nos llevará a construir un modelo de negocio sostenible.

Aprendizaje validado no es una racionalización hecha a posteriori o una buena historia inventada para esconder un fracaso. Es un método riguroso para mostrar hacia dónde seguir cuando uno está metido en la tierra de la extrema incertidumbre en la que crecen las startups.

Nuestras principales preocupaciones en esa época giraban en torno a las siguientes preguntas: ¿Qué deberíamos producir y para quién?, ¿En qué mercados podríamos entrar y dominar?, ¿Cómo podríamos crear un valor duradero que no estuviera sujeto a la erosión por parte de la competencia?.

Efectos de red o costes de cambiar.

El pensamiento Lean define el valor como algo que proporciona un beneficio al consumidor, cualquier otra cosa es un despilfarro.

En una empresa industrial, a los consumidores no les importa cómo se ensambla el producto, sólo si funciona.

Cuando empezamos a entender a nuestros consumidores fuimos capaces de mejorar nuestros productos.

La verdadera productividad de la startup: saber sistemáticamente qué es lo que hay que crear.

En el modelo del método Lean Startup, cada producto, características, campaña de marketing, todo lo que hace la startup, se concibe como un experimento diseñado para alcanzar el aprendizaje validado. Y este enfoque experimental funciona en todas.

El objetivo de cada experimento de la startup es descubrir cómo crear un negocio sostenible a partir de esa visión.

Para cambiar a largo plazo, experimenta inmediatamente.

Kodak Gallery, intento que mi equipo responda a estas 4 preguntas:

1-¿Los consumidores reconocen que tienen el problema que intentáis solucionar?

2-Si hubiera una solución, ¿la comprarían?

3-¿Nos la comprarían a nosotros?

4-¿Podemos crear una solución para este problema?

Hasta que no podamos imaginarnos cómo vender y producir el producto, no tiene sentido gastar esfuerzos en él.

Tim Cook: El éxito no es entregar algo, el éxito es aprender cómo solucionar los problemas del cliente.

En su interior, una startup es un catalizador que transforma las ideas en productos.

A medida que los consumidores interaccionan con estos productos, generan feedback y datos. El feedback es tanto cualitativo (como, por ejemplo, si les gusta o no) como cuantitativo (por ejemplo, cuánta gente lo usa y lo encuentra valioso).

Para las startups, la información es más importante que el dinero, los premios o las menciones en la prensa, porque puede condicionar y reestructurar el siguiente conjunto de ideas.

El PMV es aquella versión del producto que permite dar una vuelta entera al circuito de Crear-Medir-Aprender con un mínimo esfuerzo y el mínimo tiempo de desarrollo.

Lo que diferencia una historia de éxito de una de fracaso es que los emprendedores con éxito tuvieron la previsión, la habilidad y las herramientas necesarias para descubrir qué partes de sus planes estaban funcionando de forma brillante y cuáles estaban desencaminadas, y adaptaron su estrategia en función de esto.

Los primeros planes estratégicos de una startup probablemente se basan en corazonadas o intuiciones, y esto es algo bueno. Para traducir estos instintos en datos, los emprendedores deben, como en la famosa frase de Steve Blank “salir del edificio” y empezar a aprender.

Los números nos cuentan una historia convincente, pero siempre recuerdo a los emprendedores que los números también son personas. Su comportamiento es medible y alterable. Incluso cuando uno vende a grandes instituciones, como en el caso del modelo de negocio a negocio, ayuda a recordar que estos negocios están hechos de personas.

Sin un modelo de crecimiento formal, muchas empresas caen en la trampa de satisfacerse con un pequeño negocio rentable.

Cuando vaya a crear su propio producto mínimo viable, siga esta simple regla: elimine cualquier elemento, proceso o esfuerzo que no contribuya directamente al aprendizaje que está buscando.

La razón para crear un nuevo equipo para perseguir una idea es creer que puede acelerar el feedback de información de Crear-Medir-Aprender más rápidamente que nadie. Si es así, da igual lo que sepa la competencia.

La contabilidad estándar no sirve para evaluar a los emprendedores. Las startups son demasiado imprevisibles para que las previsiones y los hitos sean precisos.

Un buen diseño es el que hace cambiar el comportamiento del consumidor para mejor.

El valor de las tres A:

-Accionable: para que un informe se considere accionable, debe demostrar una clara relación de causa-efecto. Los humanos tienen un talento innato para aprender cuando reciben una evaluación clara y objetiva.

-Accesible: Hay demasiados informes imposibles de entender para los empleados y para los directivos que, supuestamente, deben usarlos para guiar su toma de decisiones. A lo largo del tiempo, estos resúmenes de una página se convirtieron en el estándar de facto para presentar los razonamientos sobre los productos en toda la organización.

-Auditable: Necesitamos asegurarnos de que los datos son creíbles para nuestros empleados.

Sólo un 5% del espíritu emprendedor es la gran idea, el modelo de negocio, la elaboración de estrategia y el reparto de las ganancias. El otro 95% es el trabajo valiente que se mide con la contabilidad de la innovación: las decisiones de priorización de producto, quiénes serán los consumidores objetivo, el coraje para someter la gran visión a la constante prueba y el feedback.

La productividad de la startup no consiste en automatizar más aparatos o elementos. Consiste en alinear nuestros esfuerzos con un negocio y producto que funcionen para crear valor y dirigir el crecimiento. En otras palabras, los pivotes exitosos nos sitúan en una senda que nos permite desarrollar un negocio sostenible.

El objetivo de crear hitos de aprendizaje no es hacer las decisiones más fáciles, es asegurar que hay datos relevantes disponibles cuando llega el momento de decidir.

Un pivote requiere que se mantenga un pie anclado en lo que se ha aprendido hasta el momento mientras se hace un cambio fundamental en la estrategia para buscar un mayor aprendizaje validado. Un pivote es un tipo especial de cambio, diseñado para probar una nueva hipótesis fundamental sobre el producto, el modelo de negocio y el motor del crecimiento.

El proceso es sólo la base a partir de la cual se puede desarrollar una gran cultura de la empresa. Sin esta base, los esfuerzos para fomentar el aprendizaje, la creatividad y la innovación no surtirán efecto.

El coeficiente viral mide cuántos nuevos consumidores usarán el producto como consecuencia de que se registre un nuevo consumidor. En otras palabras, ¿cuántos amigos traerá cada consumidor?. Como cada amigo es también un nuevo consumidor, él o ella tendrá la oportunidad de reclutar a más amigos. Para un producto con un coeficiente viral de 0,1, uno de cada diez consumidores reclutará a uno de sus amigos. Por el contrario, un circuito viral con un coeficiente mayor de 1,0 crecerá exponencialmente, puesto que cada persona que se registre llevará, de media, a más de una persona consigo.

Poner a punto y hacer funcionar el motor de crecimiento de una startup es bastante duro, pero la verdad es que al final todos los motores de crecimiento se quedan sin gasolina. Cada motor está atado a un determinado conjunto de consumidores y, por lo tanto, a sus hábitos, preferencia, canales publicitarios e interconexiones. En algún momento, este conjunto de consumidores se agotará. Esto puede tardar mucho tiempo o poco, dependiendo de la industria y del momento.