Select Page

Abordemos en este post las 4 PREGUNTAS CLAVES SOBRE Build to Rent.

¿Qué es build to rent?

Pues no es otra cosa que construir viviendas para alquilar.

Nace en Reino Unido para dar salida al gran stock de la vivienda residencial. 

¿Por qué ahora?

Se viene hablando de esta modalidad desde hace algún tiempo, aunque es ahora cuando empieza a tomar protagonismo. Sin duda es un momento para todo aquel promotor, que en caso de ver, como la venta de sus viviendas se estanca, tenga una puerta de salida, y así convertir un build to sell en  build to rent.

Cabe que recordemos que en marzo de este año, ha nacido la primera asociación de propietarios de vivendas en alquiler –ASVAL- con el principal objetivo de promover el desarrollo del alquiler en España.

En 2019 se destinaron en España cerca de 1000 millones de euros en proyectos de build to rent, siendo  Madrid la gran protagonista de esta inversión.

¿Para quién es ideal?

Como hemos mencionado anteriormente, es un producto ideal para que el promotor encuentre una nueva manera de rentabilizar su proyecto, durante unos años, para posteriormente decidir si sigue queriendo mantener este formato o bien optar por vender las viviendas, siendo sus primeros potenciales compradores, los actuales inquilinos.

Del mismo modo, puede ser un producto interesante por su rentabilidad para Family offices, pequeños inversores, inversores institucionales, fondos…

¿Cuáles son los Beneficios de build to rent?

  • Crear una comunidad con sentido y que pueda vivir una experiencia única
  • Staff de mantenimiento con foco de servicio al cliente
  • Posibilidad de crecimiento en escala
  • Diseño de zonas comunes acorde al cliente
  • Optimización de flujo de ingresos
  • Reducción de costes de comercialización del proyecto
  • Construcción y diseño de nuevos hogares enfocado desde la mente del cliente

Conclusión:

Build to rent, es un modelo ya existente, el cuál está funcionando bien en otros países aunque en algunos casos con otra terminología como en Estados Unidos siendo multi-family, por ejemplo.

Se puede aportar un valor añadido a la sociedad, que seguramente en un futuro muy próximo se encuentre con dificultades para tener acceso a la vivienda en propiedad, por falta de ahorros para embarcarse en una compra.

Facilita la movilidad laboral, pero no me refiero a la que te permite cambiar de ciudad por un nuevo trabajo, sino a la de cambiar de ciudad aun manteniendo tu actual trabajo, porque ya ha quedado demostrado que buena parte de los trabajos se puede realizar desde casa, donde la presencia puede quedar radicada al 30% de la jornada laboral. Es decir, se puede cambiar de ciudad, en busca de vivir junto al mar, en una ciudad más tranquila o más ambientada y cosmopolita, y al mismo tiempo mantener el puesto de trabajo.