Seleccionar página
EL PUNTO CLAVE

EL PUNTO CLAVE

Libro: EL PUNTO CLAVE

Autor: Malcolm Galdwell

Un componente crucial de la propagación de cualquier cosa es precisamente el factor del gancho. En efecto, a no ser que recuerde lo que le digo, ¿por qué iba usted a cambiar una costumbre o comprar un producto o ir a ver una película?

Los seres humanos son mucho más sensibles a su entorno de lo que pudieran parecer

Las tres normas del punto clave:

  • La ley de los especiales
  • El factor del gancho
  • El poder del contexto

En el mundo de la publicidad hay una máxima que dice que es necesario ver un anuncio al menos seis veces para que la gente empiece a recordarlo

Si se cuida el formato y la estructura del material, podremos incrementar de forma drástica el factor del gancho

Hartshorne y May concluyeron que algo como la honestidad no es un rasgo fundamental, es decir, un rasgo “unificado”, como ellos mismos lo denominaron. Un rasgo del carácter, como éste, se ve influido de manera significativa por la situación

Nos gusta pensar que somos autónomos, que nos movemos por razones personales, y que quiénes somos y cómo nos comportamos responde a algo grabado perpetuamente en nuestros genes y en nuestro temperamento. La pura verdad es que el entorno nos influye muchísimo, así como el contexto inmediato y la personalidad de quienes nos rodean

El punto clave es que estamos a punto de entrar en la época del boca a boca, y que, paradójicamente, toda la sofisticación y la tecnología punta y el acceso ilimitado a la información de la Nueva Economía va a llevarnos a depender más de algunos tipos de contacto social muy primitivos. Depender de los conectores, los mavens y los vendedores natos es la manera que tenemos de afrontar la complejidad del mundo moderno. Ésta es una función de muchos factores diversos y de cambios en nuestra sociedad, de todos los cuales son tres los que quiero tratar aquí:

            -El incremento del aislamiento, sobre todo en adolescentes

            -El incremento de la inmunidad en la comunicación

            -El papel particularmente crítico del maven en la economía moderna

En un estudio reciente, por ejemplo, los psicólogos han descubierto que los grupos que se comunican electrónicamente manejan las opiniones en discrepancia de manera muy distinta que los grupos que se reúnen cara a cara. Las personas que sostienen opiniones divergentes expresan sus argumentos con más frecuencia y persistencia, cuando se comunican por correo electrónico. Al mismo tiempo, las minorías recibían el nivel más alto de atención positiva y tenían mayor influencia en las opiniones particulares de los integrantes del grupo mayoritario, así como en la decisión final, cuando se comunicaban cara a cara

La cura a la inmunidad se halla en encontrar mavens, conectores y vendedores natos

Mavens, personas que sienten pasión por algo. Son aquellos a los que sus amigos se dirigen cuando necesitan consejo sobre eso que les apasiona (telefonía…)

¿Existe una manera de encontrar a los mavens del cada mercado? No lo sé, aunque estoy convencido de que hay lectores que harán uso de El punto clave como fuente de inspiración para hallar esa manera. En un mundo que dominan el aislamiento y la inmunidad, entender estos principios del boca a boca es más importante que nunca

EMPATÍA -INTELIGENCIA EMOCIONAL-

EMPATÍA -INTELIGENCIA EMOCIONAL-

Libro: EMPATÍA -INTELIGENCIA EMOCIONAL-

Autor: Harvard Business Review Press

Es fácil reconocer a los ejecutivos que pueden centrarse en los demás de forma eficaz. Son los que encuentran puntos en común, cuyas opiniones tienen más peso, y con los que todos quieren trabajar. Son líderes naturales, con independencia de su nivel en la sociedad o en una organización.

Empatía cognitiva: la capacidad de entender la perspectiva de la otra persona.

Empatía emocional: la capacidad de sentir lo que otra persona siente.

Interés empático: la capacidad de entender lo que otra persona necesita de ti.

Algunos directivos escogen una respuesta diferente ante un empleado que rinde mal: compasión e interés. No es que no sientan frustración o enfado, pero de alguna manera son capaces de no juzgar e incluso pueden aprovechar ese momento para hacer un poco de coaching.

En primer lugar, la compasión y el interés hacen que aumenten la lealtad y la confianza de los empleados en su superior. Las investigaciones demuestran que los sentimientos de afecto y las relaciones positivas en el trabajo influyen más en la lealtad de un empleado que la cuantía de su nómina.

Las respuestas violentas  no solo afectan a la lealtad y la confianza, también inhiben la creatividad, pues incrementan el nivel de estrés del trabajador.

La práctica de la meditación puede ayudar a mejorar la conciencia de uno mismo y al autocontrol emocional.

Qué hacen los grandes escuchadores: Una buena escucha se basa en tres aspectos:

            -No hablar mientras los demás hablan.

            -Hacer saber a los demás que estás escuchándoles mediante expresiones faciales y sonidos verbales.

            -Ser capaz de repetir lo que otros han dicho, prácticamente palabra por palabra.

Los buenos escuchadores suelen hacer sugerencias, una buena escucha siempre incluye un feedback.

Quienes dominan el arte de escuchar nunca se apropian de la conversación, ni hacen que sus temas o problemas se conviertan en objeto de la misma.

La empatía es la clave de las buenas reuniones: Los sentimientos negativos afectan a la creatividad y la innovación, por no mencionar al trabajo en equipo. Hay un intenso vínculo neurológico entre sentimientos y cognición. Pensamos de manera más clara y creativa cuando nuestros sentimientos son en gran medida positivos y los desafíos son los adecuados. 

Apaga el móvil y presta atención a la gente con la que estás ahora.

Empatizar con la gente es más difícil si has estado en su lugar: En un serie de experimentos recientes, descubrimos que las personas que habían tenido dificultades  en el pasado (como divorciarse o ser ignorado para una promoción) tenían menos probabilidades de mostrar compasión por alguien que estuviera pasando por la misma situación que ellos, si se compara con las personas sin experiencia en esa situación en particular.

Convertirte en poderoso te hace menos empático: Deja de lado las preguntas fáciles de responder (¿Qué tal lo estoy haciendo?) y cuestiónate las difíciles (¿Cómo afecta a mis empleados mi forma de actuar y mi punto de vista?)

Los límites de la empatía: Puede parecer paradójico pero, cuando una persona está descansada, es más capaz de detectar, descifrar y satisfacer las necesidades de los demás.

ROBA COMO UN ARTISTA

ROBA COMO UN ARTISTA

Libro: ROBA COMO UN ARTISTA

Autor: Austin Kleon

André Gide: “Todo lo que necesita decirse ya se ha dicho. Pero, como nadie estaba escuchando, todo tiene que decirse de nuevo”.

¿Qué es la originalidad? El plagio no detectado –William Ralph Inge

Todas las nuevas ideas son una mezcla de una o más ideas previas.

Hay una teoría económica que dice que si sumas los ingresos de tus cinco amigos más cercanos y sacas un promedio, la cantidad resultante será muy cercana a tu propio ingreso.

Tu trabajo es recoletar buenas ideas. Mientras más buenas ideas colecciones, tendrás un espectro más amplio del cual puedes dejarte influir.

Debes vestirte para el trabajo que quieres, no para el trabajo que tienes y debes empezar a hacer el trabajo que quieres hacer.

Nadie nace con estilo ni con voz. Al principio de nuestra vida, aprendemos imitando a nuestros héroes. Aprendemos copiando. 

El escritor Wilson Mizner decía que si copiabas de un autor, era plagio, pero si copiabas de varios, era investigación.

Escribe el libro que quieres leer. Dibuja el arte que quieres ver, empieza el negocio que quieres administrar, toca la música que quieres oír, crea los productos que quieres usar. Haz el trabajo que quieres que se haga.

Evitar el trabajo es la mejor forma de concentrarme. Por eso, son tan importantes los proyectos extras y los hobbies.

No dejes ir ni una parte de ti. No te preocupes por la visión completa y unificada de tu trabajo. No te preocupes por la unidad, lo que unifica tu trabajo es el hecho de que es tuyo. Algún día, mirará atrás y todo tendrá sentido.

Disfruta tu oscuridad mientras dure. Úsala. Haz un buen trabajo y compártelo.

Paso 1: Contempla algo. Paso 2: Invita a otros a contemplar contigo. Debes contemplar las cosas que nadie más ve. Si todos están contemplando las manzanas, contempla las naranjas. 

Si el mundo en que estás no es lo tuyo, empieza a crear uno nuevo.

Júntate con el talento.

Los únicos cabrones en mi círculo de amigos, son personas de quienes puedo aprender. –Questlove

Si alguna vez resulta que tú eres la persona más talentosa, necesitas irte a otro lugar.

Quéjate de lo  mal que la gente hace software, haciendo software –Andre Torrez.

Hugh Macleod –La mejor forma de tener aprobación, es no necesitarla-

Establecer y mantener una rutina puede ser más importante que tener todo el tiempo del mundo.

La acumulación de esfuerzos a lo largo del tiempo. Escribir una página al día puede no parecer mucho pero, hazlo por un año y tienes 365 páginas de una novela.

Un calendario te ayuda a planear tu trabajo, ponerte metas específicas y mantenerte en buen camino.

En esta era de abundancia y sobreinformación, sobresaldrán quienes descifren que dejar fuera para concentrarse en lo realmente importante.

Al final la creatividad no es solo aquello que usamos, es también aquello que decimos no usar.  Escoge sabiamente y diviértete.

LEGACY

LEGACY

Libro: LEGACY -15 LECCIONES SOBRE LIDERAZGO-

Autor: James Kerr

Lo qué los All Blacks pueden enseñarnos en el deporte y en la gestión de empresas

Muchas veces, en el momento en el que la haka llega al punto culminante, el equipo contrario ya ha perdido. Porque el rugby, al igual que los negocios y tantas cosas en la vida, se decide en la mente.

Un equipo de rugby tiene quince jugadores que trabajan juntos con un propósito común: ganar. Estos principio funcionan de la misma manera. Cada uno tiene un papel, una responsabilidad y una posición en el campo.

  1. Carácter Barrer las casetas- Nunca se es demasiado importante para hacer las pequeñas cosas que deben hacerse.
  2. Adaptación -Buscar el hueco- Cuando te encuentres en el momento álgido del juego, cambia de juego.
  3. Propósito -Jugar con un próposito- Pregunta ¿por qué?
  4. Responsabilidad -Pasar el balón- Los líderes crean líderes.
  5. Aprendizaje -Crear un entorno de aprendizaje- Los líderes son maestros.
  6. Whanau -Ningún estúpido- Sigue la punta de la lanza.
  7. Expectativas -Aceptar las expectativas- Apunta a la nube más alta.
  8. Preparación -Entrenar para ganar- Practica bajo presión.
  9. Presión -Mantener la cabeza fría- Controla tu atención.
  10. Autenticidad -Conocerse a uno mismo- Hazlo en serio.
  11. Sacrificio: Encuentra algo por lo que morirías y da tu vida por ello.
  12. Lenguaje -Inventar tu propio lenguaje- Crea tu mundo con la palabra.
  13. Ritual -Ritualizar para actualizar- Crea cultura
  14. Whakapapa -Ser un buen antepasado- Planta árboles que nunca verás.
  15. Legado -Escribir tu legado- Este es tu momento.

Los buenos líderes equilibran el orgullo y la humildad: un orgullo absoluto en el rendimiento, una humildad completa ante la magnitud de la tarea.

Se comportan como en una whare, la sala de reuniones maorí, todo el mundo tiene oportunidad de hablar, de decir su verdad, de contar su historia.

El desafío consiste en mejorar siempre, en avanzar siempre, incluso cuado eres el mejor. Especialmente cuando eres el mejor.

Un puñado de individuos con talento pero sin disciplina personal llevará al fracso final. El carácter triunfa sobre el talento.

No se llega a ninguna parte sin carácter. El carácter es esencial en los individuos: es la espina dorsal de un equipo ganador.

El carácter colectivo es un elemento vital del éxito. Concéntrate en obtener un buen espíritu de equipo, los resultados vendrán por sí solos.

Rendimiento = Capacidad + Comportamiento

Los líderes crean el entorno correcto para que se dé el comportamiento correcto.

La visión sin acción es un sueño. La acción sin visión es una pesadilla.

Toda organización duradera parte de una serie de principios fundamentales: fe, esperanza y caridad, libertad, igualdad y fraternidad.

Nuestros valores determinan nuestro carácter. Nuestro carácter decide nuestra valía.

Permite que las preguntas continúen, la habilidad de una persona reside en responder a las preguntas.

Después de todo, ¿qué es un legado, si no aquello que dejas cuando ya te has ido?

Los cuatro estadios del cambio organizacional

  1. Una situación que requiera cambio
  2. Una imagen de futuro atractiva
  3. Una capacidad sostenida de cambio
  4. Un plan de ejecución creíble

Una organización de éxito es un entorno de desarrollo personal y profesional en el cual cada individuo se responsabiliza y comparte el sentimiento de propiedad.

Los líderes crean líderes.

El declive organizacional es inevitable, a no ser que los líderes se preparen para el cambio, incluso cuando se encuentran en la cúspide del éxito.

No son las especies más fuertes ni las más inteligentes las que sobreviven, sino las que saben dar una respuesta mejor al cambio –Charles Darwin-

Quien tiene una visión limitada, ve un horizonte limitado, quien tiene una visión amplia, ve un horizonte amplio.

Las mejores personas son mejores líderes.

Los líderes conectan el sentido individual con una causa más elevada para generar creencia y direccionalidad.

Los líderes, organizaciones y equipos más inspirados encuentran su propósito más profundo (su porqué) y atraen a sus seguidores por los valores, la visión y las creencias compartidas.

El modelo de mando “tipo misión” requiere que un líder ofrezca:

            -Un objetivo claramente definido

            -Los recursos

            -El marco temporal

Al dotar a su equipo de una intención, los líderes permiten a su gente responder adecuadamente ante un contexto cambiante sin perder de vista el imperativo táctico.

Mike Tyson: Todo el mundo tiene un plan hasta que recibe un puñetazo en la cara.

La excelencia es un proceso de evolución, de acumulación de conocimiento, de mejora constante.

El éxito es el resultado de un compromiso a largo plazo para mejorar la excelencia, el resultado de una serie de pequeños pasos que producen un poderoso salto.

Una estructura equivocada conduce, de facto, a una estrategia equivocada.

Los líderes son aprendices. Los líderes que logran más éxito van más allá de su propio campo para descubrir nuevos puntos de vista, aprender las mejores prácticas y empujar los limites. Luego comunican lo que han aprendido.

A los seres humanos los mueve un sentido de propósito, de autonomía y de búsqueda de la maestría.

El primer paso del aprendizaje es el silencio, el segundo paso es escuchar.

La fuerza de la manada es el lobo, y la fuerza del lobo es la manada.

Es mejor tener mil enemigos fuera de la tienda que uno dentro.

Nadie es mejor que el grupo, y el brillo individual no conduce automáticamente a unos resultados sobresalientes. Una mentalidad egísta puede infectar el espíritu colectivo.

No seas un buen all black. Sé un gran all black. No te conformes con alcanzar tus objetivos. Apunta más alto.

Los líderes con éxito tienen un nivel de exigencia interno. Ponen sus expectativas muy altas e intentan sobrepasarlas.

Si puedes concebirlo y creer en ello, puedes lograrlo. Visualízalo para actualizarlo. Fíngelo hasta que lo consigas.

Al aceptar el miedo al fracaso, podemos mejorar nuestro modo de actuar, utilizar una sana aversión al fracaso nos puede motivar.

Practica con intensidad para desarrollar una mentalidad adecuada para ganar.

Si somos capaces de controlar nuestra atención, lograremos centrarnos en controlar las cosas que se pueden controlar y no de preocuparnos por las coasas que no  es posible controlar.

Entrenar para ganar.

Las malas decisiones no llegan por una falta de habilidad o por un mal juicio innato: responden a la incapacidad para manejar la presión en el momento crucial.

Pilota – Navega –Comunícate

Céntrate primero en pilotar el avión, en segundo lugar, conduce el aparato en la dirección adecuada, en tercer lugar, comunica adónde estás dirigiendo el avión.

Evalúa – Ajústate – Actúa

Evalúa la situación, ajusta tu proceder para que responda adecuadamente a la situación, actúa en consecuencia. De nuevo, este procedimiento ofrece claridad y certidumbre, sin perder la urgencia del momento.

La presión implica expectativas, someterse a escrutinio y aceptar las consecuencias.

De la escucha provien el conocimiento, del conocimiento provien la comprensión, de la comprensión proviene la sabiduría, de la sabiduría proviene el bienestar.

Para saber cómo ganar –según reza el dicho-, primero debes saber cómo perder.

La esencia de un gran líder está en mostrarse genuino, real y honesto con quien eres.

Los mejores líderes se mantienen coherentes con sus valores más profundos. Dirigen su propia vida, los demás los siguen.

La autenticidad nos permite ser autores de nuestra propia vida, dejar nuestra propia huella y escribir nuestra propia historia con una voz que es coherente con nuestros valores.

La integridad es un factor de producción tan importante como el conocimiento y la tecnología que permite disfrutar de increíbles mejoras en el rendimiento.

En la rueda de una bicicleta, si le faltan radios, la rueda funciona de forma menos eficiente. Si todos los radios están en su lugar, su eficiencia es máxima. La integridad implica que todos los radios están en su sitio en todo momento.

Si la integridad es una herramienta básica de liderazgo y si todo el mundo hace exactamente lo que dice que hará, los resultados son claridad, certidumbre, productividad y avance.

Si la conversación que mantenéis con vosotros mismo es íntegra, los resultados pueden ser revolucionarios.

Honestidad = Integridad = Autenticidad = Resiliencia = Rendimiento.

Al reconocer nuestros valores más profundos, podmeos comprender qué tipo de lideres somos y qué clase de vida deseamos vivir.

Encuentra algo por lo que morirías y da tu vida por ello.

Los campeones hacen más.

Es el trabajo que hacemos a puerta cerrada lo que marca la diferencia en el campo de juego, sea cual sea el terreno en el que compitamos, tanto si estamos en un equipo como si lideramos un negocio o si dirigimos nuestra vida.

¿Qué es ese más que nos volverá extraordinarios?

Deja que tus oídos oigan.

Nadie es más importante que el equipo.

Deja la camiseta en un lugar mejor.

Vive por la camiseta. Muere por la camiseta.

Ser bueno no es suficiente. Se trata de ser grande.

Dalo todo en el campo.

No es la camiseta. Es el hombre que la lleva.

Cuando se es miembro de los All Blacks, siempre se es miembro de los All Blacks.

Esfuérzate más que un antiguo all black.

En la barriga, no en la espalda.

Es un honor, no un trabajo.

Da tu sangre por la camiseta.

Esfuérzate al máximo… o vete a cagar.

Los líderes son narradores de historias. Todas las grandes organizaciones nacieron de una historia emocionante. Este pensamiento central y organizador ayuda a las personas a comprender qué defienden y por qué lo hacen.

Los rituales cuentan tu historia, involucran a tu gente, crean un legado. Los rituales hacen que lo intangible sea real.

El legado resulta más intimidante que los rivales.

Nuestro trabajo consiste en continuar el legado y en hacerlo crecer cada vez que tenemos la oportunidad.

Los verdaderos líderes son abanderados del futuro. Asumen la responsabilidad de aumentar el legado.

El legado crea legados, ese es sus sentido y su poder.

El propósito es lo que impulsa y conmueve a la gente. Conmoverla es el propósito del líder.

El liderazgo reside, sin duda, en el ejemplo que damos. La manera en que dirigimos nuestra propia vida es lo que nos convierte en líderes. Es lo que nos da mana.

Nuestro tiempo es limitado. Comprender la fragilidad de la vida es el primer paso para comprender nuestro papel y nuestra responsabilidad como líderes.

Cuidad de la tierra, cuidad de la gente, sigue adelante.

Planta árboles que nunca verás.

Crece y expande tus ramas por los días de tu mundo.

Que sea otro quien ensalce tus virtudes.

Una persona educada en casa actuará con confianza ante la comunidad.

¿Cuál es el alimento de un líder? Es el conocimiento. Es la comunicación.

Es hora de dejar tu marca, dicen. Tu contribución.

Es hora de dejar un legado. Tu legado.

Es tu momento.

LECCIONES DE LIDERAZGO CREATIVO

LECCIONES DE LIDERAZGO CREATIVO

Libro: LECCIONES DE LIDERAZGO CREATIVO

Autor: Robert Iger

Los 10 principios necesarios para ser un auténtico líder:

  1. Optimismo, el líder optimista no cede ante el pesimismo. Los pesimistas no motivan ni transmiten energía a la gente.
  2. Valentía, la innovación es vital y esta solo se produce de verdad cuando las personas son valientes. El miedo al fracaso destruye la creatividad.
  3. Concentración, es indispensable saber comunicar las prioridades con claridad y frecuencia.
  4. Decisión, los líderes deben fomentar la diversidad de opiniones pero equilibrándola con la necesidad de tomar y aplicar decisiones.
  5. Curiosidad, el camino de la innovación empieza por la curiosidad.
  6. Equidad, un liderazgo fuerte implica tratar a las personas de forma justa y decente. La empatía es esencial, al igual que la proximidad.
  7. Reflexión, se trata simplemente de tomarse el tiempo necesario para desarrollar opiniones bien fundamentadas.
  8. Sinceridad, sé franco, sincero, esto genera respeto y confianza.
  9. El constante afán de perfección, no es lo mismo que ser perfeccionista a toda costa, pero sí negarse a aceptar la mediocridad o a justificar algo diciendo que “así ya está bien”. Si crees que una cosa puede mejorarse, haz un esfuerzo para conseguirlo. Si te dedicas a hacer algo, que sea genial.
  10. Integridad, no hay nada más importante que la calidad y la integridad de las personas y los productos de una organización. La forma en que haces algo es la misma en que lo haces todo.

En el trabajo, en la vida, te ganarás el respeto y la confianza de las personas que te rodean si reconoces sinceramente tus errores. Es imposible no cometerlos, pero es posible reconocerlos, aprender de ellos y dar ejemplo de que a veces está bien hacer las cosas mal.

educado con la gente, trata a todo el mundo con equidad y comprensión.

Cuando me dieron la oportunidad de ser un líder, me di cuenta instintivamente tanto de la necesidad de esforzarse para lograr la perfección como de lo equivocado que resulta preocuparse solo por el producto y nunca por las personas.

Apostar por el Talento.

Hay momentos en nuestras carreras, en nuestras vidas, que constituyen puntos de inflexión, pero a menudo no son del todo evidentes o espectaulares. La poca disposición de una persona a actuar en el momento adecuado puede dar pie a una tensión y una ineficiencia de los más innecesarias.

La vida es una aventura. Si no eliges el camino de la aventura, entonces es que no estás vivo.

Sé consciente de lo que no sabes (y confía en lo que haces).

Tú inexperiencia no puede servir de excusa para el fracaso.

La primera regla es no fingir, tienes que ser humilde, y no puedes pretender ser quien no eres o saber lo que no sabes. Tienes que hacer las preguntas necesarias, reconocer lo que no entiendes, pero sin disculparte, y esforzarte por aprender lo que haga falta tan rápido como puedas. No hay nada que inspire menos confianza que una persona que finge tener unos conocimientos que no posee. Los verdaderos liderazgo y autoridad vienen de saber quién eres y de no pretender que eres otra cosa. 

Prefiero asumir grandes riesgos y fracasar a veces que no correr ninguno. 

Básico entender que es necesario sentirse cómodo con el fracaso, no con la falta de esfuerzo, sino con la ineludible verdad de que, si quieres innovar, tienes que permitirte fracasar.

Gestionar el propio tiempo y respetar el de los demás es una de las cosas más vitales de las que debe encargarse todo gestor.

Cuando esperas que algo salga bien sin que seas capaz de explicarte a ti mismo de forma convincente cómo va a suceder esto, deberían saltarte las alarmas y tendrías que plantearte una serie de preguntas aclaratorias: ¿Cuál es el problema que necesito resolver? ¿Es lógica esta situación? Si tengo dudas, ¿a qué se deben? ¿Hago esto por motivos sólidos o por razones personales?

A todos nos gusta creernos irreemplazables. La clave es darte cuenta de las propias limitaciones y no aferrarte a la idea de que eres la única persona que puede hacer el trabajo. En lo esencial, el buen liderazgo no consite en ser indispensable sino en ayudar a los demás a estar preparados para ocupar el puesto del líder, haciéndolos participar en la toma de decisiones, identificando las habilidades que necesitan desarrollar y aundándolos a mejorar, y, como he tenido que hacer en alguna ocasión,  explicándoles a veces con franqueza por qué no están preparados para dar el siguiente paso.

Es fundamental tener una visión del conjunto y, al mismo tiempo, de los detalles más minúsculos, y sopesar cómo lo uno afectaba a lo otro.

El éxito o el fracaso de algo muy a menudo se reduce a cuestiones del detalle.  La genialidad suele basarse en un cúmulo de detalles.

El poder del respeto.

No permitas que tu ego te impida tomar la mejor decisión posible.

Con un poco de respeto se llega muy lejos y su ausencia suele costar muy cara. Si tratas a la gente con respeto y empatía puede hacerse realidad lo que parece imposible.

La gente a veces evita los grandes cambios porque valora las posibilidades y argumenta en su propia contra incluso antes de dar el primer paso.

Las posibilidades remotas no son tan improbables como parecen.

Tienes que estar dispuesto a asumir grandes riesgos. Sin ellos no puede haber grandes ganancias.

Rodéate de personas que sean buenas, además de ser buenas en lo que hacen.

La integridad no tiene precio. La integridad de una compañía depende de la integridad de sus empleados.

El truco del liderazgo: aferrarse a esa conciencia de uno mismo, aunque el mundo te diga lo poderoso e importante que eres. En el momento en que empieces a creértelo demasiado, en el momento en que te mires al espejo y veas un título inscrito en tu frente, habrás perdido el camino. Puede que esa sea la lección más difícil, pero también la más necesaria, que debes tener en mente, allá donde te encuentres a lo largo del camino, eres la misma persona de siempre.

A modo de conclusión en lecciones de liderazgo:

Valora más la capacidad que la experiencia y pon a las personas en roles que les exijan más de lo que ellas mismas creen que pueden alcanzar.

Haz las preguntas necesarias, reconoce lo que no entiendes, pero sin disculparte, y esfuérzate por aprender lo que haga falta tan rápido como puedas.

No puedes transmitir pesimismo a las personas que te rodean . Es catastrófico para la moral. Nadie quiere seguir a un pesimista.

Si algo no te parece apropiado, entonces probablemente no es adecuado para ti.

Bob en este libro en tono autobiográfico muestra parte de su carrera, y cómo ha terminado siendo el CEO de una compañía mágica (y muy grande) como es Disney. Historias de éxito profesional donde como todos ha tenido sus altibajos. Nos habla de la importancia del optimismo, nadie quiere seguir a un líder pesimista, como líder tenemos además que ser una persona proactiva que ayude a nuestro equipo a crear de manera positiva en el buen hacer, en llevar a cabo un trabajo que ayude a mejorar la sociedad y el mundo en el que vivimos. No es difícil llevar esto a la práctica en el sector inmobiliario, sabemos que el ambiente positivo en el equipo será de suma importancia, si tu equipo no se cree capaz de ayudar a un cliente a comprar o vender una casa, ¿quién se lo va a creer?. Siempre sin dejar de lado la humildad, un valor que resalta en varias ocasiones en su libro Robert. Tengamos valentía y seamos capaces de innovar en un sector en el que aún queda camino por recorrer. Seamos más creativos.